Robi, El Robot que necesita Abrazos

Me había olvidado de él. Cuando publiqué el Astroboy, os prometí que le haría una entrada particular contando quién es Robi El Robot, pero hice lo que nunca se puede hacer con él: olvidarle.

Y es que Robi El Robot fue originalmente creado por un equipo de científicos japoneses puesto al servicio de la educación emocional, que en el país del sol naciente es un desastre. La idea era crear un juguete que pudieran construir los propios niños con las piezas proporcionadas y que precisara cariño, cuidados, que siempre su jugara con él. El resultado fue un excelente muñeco que necesitaba abrazos. Una vez terminado, si lo dejabas más de 5 días sin abrazar, sin jugar con él, sus componentes se “soltaban” y el niño tendría que construirlo de nuevo. Es decir, de alguna manera, se “moría sin amor”… Para los nipones la experiencia resultaba frustrante -se dice que es el lugar del mundo donde la gente reprime más sus emociones- así que ha terminado por fabricarse en Singapur y cuesta la módica suma de 2000$.

Foto de la caja del Robot Robi original

Bárbara Benitez se enamoró de él nada más verlo y decidió que debía trasladarlo a nuestro universo amigurumi. Bueno, si hay algún juguete en este mundo nacido para ser abrazado, ése es un amigurumi. Así que el Robot Robi Amigurumi viene a ser como una especie de redundancia futurista.

Los Robi Robots están llegando a la ciudad

¿A que es maravilloso y achuchable? El Patrón es muy ingenioso y con piezas facilitas de tejer. Por si fuera poco, es un regalo. Bárbara nos lo obsequia al comprar el de Astroboy, ya sabes, el androide que vive en un mundo de robots malos, pero Robi es bueno y su amigo.

Cuando Astroboy y Robi el Robot se encuentran y están a punto de darse uno de esos abrazos que nos dan la vida…

 

ASTROBOY, el Androide Humanitario en Amigurumi

Cuando sacamos a los Superpeques, tuvimos varias peticiones para que hiciéramos a Astroboy. Pero el muchacho de fuego en los pies no tenía ningún amigurumi a su altura y nos pareció que merecía un lanzamiento propio que no formara parte de una colección de diminutos.

Astroboy, un androide nacido en 1963 cuando la industria japonesa de la animación hacía sus pinitos –en japonés el personaje se conoce como “Átomo, el brazo poderoso”- y que se popularizó en el resto del mundo en los 80 junto a personajes como Heidi, Mazinguer Z,  la Abeja Maya, o Marco. Y en realidad los episodios de su serie vienen a ser una especie de resumen de todos los demás.

De hecho  la serie de ciencia ficción -que discurre en un mundo futurista dónde los robots reemplazan poco a poco a los humanos- apareció a raíz de la muerte en accidente de automóvil del hijo de su creador, Tezuka, quien dotó a su héroe de los rasgos y el carácter de su hijo desaparecido. Como en la película de Spielberg “Inteligencia Artificial”, un científico pierde a su hijo experimentando con una poderosa energía, lo reconstruye robóticamente a partir de su ADN, y cuando descubre que “eso” no es realmente su hijo, lo abandona. Astroboy es la misma idea sin dramas. Tanto es así que  muchas veces utiliza sus poderes solo… ¡para disfrutar del fútbol!

La mayoría de los episodios de la serie que podemos recordar son una lucha entre los androides y los robots insensibles egoístas y malvados. Pero como también Astroboy encuentra alguno bueno con el que compartir su capacidad de experimentar emociones humanas, le hemos dado un compañero de aventuras con el que jugar a la pelota: Robi el Robot, del que os hablaremos mañana.

Dice la Wiki, y es interesante ahora que los dibus no suelen contener valores humanistas y pedagógicos: “Durante toda la saga de Astroboy, surge por parte de Tezuka una preocupación acerca de la interacción de las máquinas con las personas, y las implicaciones que estas podrían tener en pos del bien de la humanidad, llegando a desarrollar ideas y conceptos extremadamente próximos a los propuestos por Isaac Asimov en sus tres leyes de la robótica” Ahí queda eso…

Con toda su especial carga emotiva, el diseño de Bárbara Benitez es una maravilla, y es para nosotros un orgullo iniciar la nueva temporada de Galamigurumis con él. Lo encontráis en la pestaña Patrones VIP. Los dos patrones,  Astroboy y Robi el Robot, en oferta. ¡Buen partido!

Galamigurumis No reclama la propiedad de ningún personaje relativo a este diseño. Los derechos de autor y / o las marcas comerciales de cualquier personaje y / o imagen utilizados pertenecen a sus respectivos propietarios y no deben venderse ni distribuirse de ninguna manera.

Los Cuddlies : El Amigurumi de las Primeras Emociones

La educación emocional es tendencia, quizá porque cada vez tenemos menos hijos y le prestamos mayor atención a los que sí llegan. Parece ser que un grupo de psicólogos americanos especializados en el desarrollo de la primera infancia -bebés de hasta 4 años- se sacaron de la manga a estos personajes, Los Cuddlies, pensados para motivar una mayor interacción entre los más pequeños  y sus padres o hermanos, cuando los hay… Y se han convertido en un fenómeno universal como lo fueron Pocoyo o Peppa Pig en su día.

                               

La clave es la cooperación. Hay que aprender a resolver pequeños problemas o dudas muy simples con la ayuda del grupo. Los cuatro magníficos Cuddleis son: Dodo, el marrón, sin duda el más inocentón; Uh Oh, el azul, tan perdido siempre; Tickles, que algunas veces es muy rosa y otras moradito, lleva una antena y es el favorito de todos los capítulos de la serie; y Yum Yum (es decir Ñam Ñam) el comilón, una especie de monstruo de las galletas en naranja. Cada uno de ellos representa un aspecto importante en la etapa de crecimiento de un niño: satisfacción, curiosidad, hambre y cansancio. Juntos alientan a los más pequeños a ser más conscientes de sus propias necesidades y sentimientos, mientras se identifican con la personalidad de cada Cuddly.

Bárbara Benitez los ha clavado. Nos los habían pedido porque el único patrón que figura a la venta en la red resulta excesivo, carísimo (y shhhhhhh, ahora que no nos oye nadie, ni punto de comparación con los de nuestra BB) y ella, que acaba de tener un nuevo retoño en la familia, se sintió muy motivada para tejerlos. Son espectaculares. Cuddly en inglés significa adorable, tierno, mimoso, cariñoso. Es el nombre que le dan a los muñecos de peluche: Cuddly toys. Y estos lo son, pero vamos, cómo te lo diría yo.

Los patrones de los cuatro están en la pestaña Patrones VIP. Teje unos amigurumis para emocionar, para abrazar, darle un punto de enclave a ese bebé que todavía no entiende lo que le pasa pero sabe que ese gumi que tanto le gusta sí. Disfrútalos. No me digas que no empezamos bien la nueva temporada…

                                      

El Pequeño Reino Amigurumi de Ben y Holly

Es la serie que trae loquitos a los más chicos de la casa. Hace furor entre los que acaban de aprender a encender solos la tablet o por primera vez han descubierto que la lámpara esa del comedor llamada tele no son sólo luces y musiquitas sino que cuenta cuentos de un mundo precioso lleno de aventuras. Se trata de El Pequeño Reino de Ben & Holly, un maravilloso mundo amigurumi. Un jardín especial con un duende, un hada que en realidad es una princesa -o una princesa que en realidad es un hada no lo sé bien porque no tengo 4 años- y una mascota de ambos que es una mariquita, a veces parece muy pequeña y otras vuelan montados en ella como si fuera un aeroplano grandote. Es lo que tienen los cuentos, son como los sueños en los que lo material nunca tiene una forma definida.

Mi Julieta tiene una Holly que le hice el año pasado, bueno, después de 365 días de no despegarse ni un instante de ella la pobre gumi sufre cierto desgaste y era hora de hacerle otra. Para minimizar los riesgos he decidido que tenía que poder jugar también con Ben y con la Mariquita. Ay, daba botes ayer por el whatssapp al ver el regalo que le llegará de allende los mares. Y le tengo que contar la historia, naturalmente: “El hada Holly era una aprendiz de maga, muy amiga del duende Ben, que no sabe hacer magia porque los duendes no son magos sino contructores de juguetes como yo…”

“… Tienen una mariquita que en realidad ladra como un perro y que de casualidad se llama Gastón, como el nuestro… No te vayas a creer, Julieta, que es un insecto, no. Es una compañera de aventuras y ahora se va desde su jardín al tuyo, osea, a tu guardería para que veas que siempre tienes compañía…”

Si quieres tejer estos personajes, ya tienes colgado el PATRÓN en Patrones VIPS, todo un Pequeño Reino Amigurumi. Pero si lo prefieres, ya sabes, te los tejemos nosotras (Atendemos en España, toda la UE, Argentina y México. Consultad para otros destinos)

Yo creo que Holly está enamorada de Ben… ¡Sssssh es un secreto!

Coche Audi TT Amigurumi

No sé cómo se le ocurre a este hombre ponerse al volante. Claro, como no ve tres montados en un burro se le ha salido el papú de la calzada y ahora tiene que esperar a que venga la grúa a sacarlo de allí… Si es que la ve.

No hay truco. Este tamaño del vehículo con respecto a Rompetechos es real. Bárbara Benítez, ese genio del diseño amigurumi, se propuso hacer este modelo de Audi TT para un amigo loco por los coches y le ha salido que ni pintado. Bueno – ¿que digo?- si lo tenemos pintado, podéis comparar:

Ha resultado un espléndido juguete, además de un objeto de colección para los amantes, como su amigo, del género automovilístico. No, Bárbara no espera en compensación que la marca le regale uno, ella está my contenta con sus paseítos ganchilleros en el coche de San Fernando. Pero le gusta presumir de él y lo ha puesto en la Plaza de la Iglesia, para que todo el mundo aprecie como sin cadena de montaje ni seguros a todo riesgo, incluso sin carburante, se puede tener un coche tan pinturero.

El PATRÓN está colgado en la página Patrones VIPS y como no os lo podíamos entregar sin un conductor adecuado, de obsequio lleváis el tutorial de Rompetechos que aunque lo podéis hacer on line en este blog, hay muchas compas que os apañáis mejor en PDF y me lo pedís un día y otro.

Rompetechos y su Audi TT atravesado otra vez en la carretera.

Pero si lo preferís os lo tejemos nosotras (Atendemos en España y toda la UE. Y también en Argentina y México. Consultar para otros destinos)