Cruella de Vil (Serie “Las Malas de Disney”)

Escrito por Gala Rebes. Posteado en Amigurumis, Premium PDF

Cruella de Vil en su dulce hogar peletero

A mediados de los 50, nadie hablaba del derecho de los animales y el mayor estatus social consistía en tener un garaje lleno de coches mastodónticos y un armario de verano para guardar una colección imposible de abrigos de piel. La británica Dodie Smith fue pionera en horrorizarse por la matanza salvaje de cachorros y, para que su punto de vista no resultara estrafalario, centró su discurso en la defensa de unos de los pocos  cachorros que el ser humano considera sus iguales: los perros. Si entonces estuviera generalizado el uso de piel de mono, esos habrían sido los elegidos. El efecto de su novela 101 Dálmatas fue inmediato y Walt Disney compró los derechos para convertir su historia en un icono naturalista. Famosos del mundo entero se apuntaron a la campaña contra las pieles. Recuerdo a Brigitte Bardot entre los cachorros de foca, por ejemplo.  O  aquellos bolsos de piel de cocodrilo que al abrirlos estaban llenos de vísceras, o top models divinas embadurnadas de sangre haciendo una sentada.

El gran personaje que hoy representa a los “villanos” de la peletería silvestre es Cruella de Vil, con su pelo a dos colores, su exaltación grotesca del lujo caprichoso y su falta de empatía por la infancia, humana o perruna.

Bárbara Benitez  la ha convertido en un espectacular amigurumi para incrementar su colección “Las Malas de Disney”, que iniciamos con La Reina de Corazones de Alicia en el País de las Maravillas,  Úrsula de La Sirenita, o la Madre Mala de Coraline.

Su Cruella de Vil tiene todas las características icónicas tanto de la peli original de Disney de los 60 como de la versión excesiva de Glenn Close: fuerte personalidad, extrema delgadez, pómulos destacados, histrionismo, maquillaje… Y, por supuesto, lleva la compañía inocente de un cachorro dálmata que es una ternurita.

Ya tenéis disponible el PATRÓN de este personaje femenino que se ha convertido con el tiempo en un clásico de la maldad y, en paralelo, de la lucha por el conservacionismo de las especies salvajes. Junto a él, el dálmata a proteger. ¡Que lo disfrutes!

 

Galamigurumis No reclama la propiedad de ningún personaje relativo a este diseño. Los derechos de autor y / o las marcas comerciales de cualquier personaje y / o imagen utilizados pertenecen a sus respectivos propietarios y no deben venderse ni distribuirse de ninguna manera.

 

Etiquetas:, , , , , , , ,

Comentarios (3)

  • Ana Maria

    |

    Hermoso!!!felicitaciones no dejan de asombrarme con tanta delicadeza de diseños gracias

    Responder

  • Rose

    |

    Por favor! Divina de la muerte! Sois unas cracks. Q envidia sana tengo.
    Besitos 😘💕

    Responder

Deja un comentario