Triceratops Amigurumi, Que No Se Extinga

Recientemente hemos sabido de los esfuerzos de la comunidad científica por recuperar algunas especies extinguidas, con bastante probabilidad de éxito. Y como si de la conocida saga de Jurasic Park se tratara, el Triceratops está a la cabeza del proyecto.

Aunque en el imaginario colectivo siempre lo suponemos peleando a vida o muerte con el T Rex, lo cierto es que fue un animal bien tranquilo, hervíboro, vamos que no mataba ni a una mosca y chupaba matorrales, muy semejante a nuestras vacas. Apareció y vivió muy poco tiempo en el Cretácico, justo antes de la super mega extinción de los dinosaurios. Dicen que utilizaba su fantástica decoración craneal para ligar, en plan mira mi atractivo sexual,  y que formaba manadas que se ocupaban de sus crías durante años como las que actualmente conforman los elefantes. Es decir, que era un mimoso de cuidado y por eso es el preferido de nuestros niños, que tienen un peazzo de intuición para estas cosas animaluchas.

Tienes el PATRÓN gratuito bajo estas líneas. Como es muy dulce a pesar de su carita tristona ( a ver, si está extinguido ¿que quieres? no va a salta de alegría…) supongo que lo tejerás enseguida. No olvides enviarnos una foto a info@galamiurumis. com

El Triceratops Amigurumi hoy es nuestra especie recuperada. ¡Que no se extinga!

Sigue leyendo

Woody y Forky Amigurumis: No Digas Adiós a los Juguetes

Ya crecimos. Y los juguetes también con nosotros se han ido haciendo maduros. Ya no son los alegres 90, con ese fin de siglo en que apenas empezaban a llenarse nuestros hogares de tecnología y todavía los niños jugaban con juguetes y no con pantallas de diversa índole. Aún había pandillas y las cosas se decidían en grupo. El bulling ni sabíamos lo que era. Un selfi menos. Toy Story representaba ese espíritu solidario de hacer las cosas en común, desde las lúdicas a las más atrevidas o necesarias para la supervivencia. Ahora, 20 años después, Woody, el líder, nos dice adiós en una entrega algo tristona de la serie y, desde luego, con mucho menos humor que las anteriores.

Como os decía, Toy Story 4, es la despedida cinematográfica de nuestro vaquero más singular, Woody,  y también la presentación de un personaje nuevo, peculiar y tontorrón, Forky.

Ya en Galamigurumis, como recordaréis, os publicamos otros personajes de la saga Toy Story, como el perro del muelle Slinky o el Marciano del Gancho, cuyos patrones encontráis en este blog de forma gratuita.

     

Woody y Forky, van juntos, como en su última aventura. Los PATRONES que corresponden a la versión en amigurumi de los dos, han sido diseñados por Bárbara Benitez, y es que no hay nadie como ella para trasladar un dibu a gumi, eso por descontado.

Fáciles de tejer, con todos los trucos para llevarnos su magia a las habitaciones de nuestros hijos y nietos, y que nunca se despidan de nuestras vidas sustituidos por luces digitales.

¡Es hora de tejer! ¡Es hora de jugar!

Galamigurumis No reclama la propiedad de ningún personaje relativo a estos diseños. Los derechos de autor y / o las marcas comerciales de cualquier personaje y / o imagen utilizados pertenecen a sus respectivos propietarios y no deben venderse ni distribuirse de ninguna manera.

El Lemming Azul Amigurumi

Los Lemmings son unos pequeños roedores del Ártico, en torno a los cuales se ha creado una escalofriante leyenda que los ha convertido en animales suicidas. Parece ser que cada año emprenden un éxodo masivo en busca de alimento porque se reproducen -como todos los roedores e incluso más- a gran velocidad y la tundra no ofrece alimento suficiente. El caso es que en su migración,  llegados al borde del mar o de ríos profundos, están tan locos de hambre que se arrojan valientemente a las aguas y perecen en masa intentando atravesarlos.

No son azules, salvo los de los dibus y los videojuegos de “Grizzy y los Lemmings”. Pero sí son loquísimos y van en manada, alborotando y haciendo diabluras.

Un compañera de nuestro grupo de Facebook –Amigurumis (A Mis Gurumistas), se llama- me pidió que le sacara un Lemming y aquí lo tenéis.

Os pongo el PATRÓN, pero advierto que merece muchas mejoras, que os animo a intentar. Después de todo nosotras también estamos muy muy locas y somos muchísimas… nos reproducimos a gran velocidad, somos las amigurumistas ratonas de los hilos.

Sigue leyendo

Momo, una Escultura Fenómeno Viral de Terror

Ya que estamos con los Muñecos Malditos, Bárbara Benitez se ha atrevido a convertir en amigurumi a Momo. ¿Lo recordáis?

¿QUIÉN ES…?

Momo, la mujer de patas de pollo, se convirtió en un fenómeno viral cuando en 2018 se difundió por WhatsApp que un niño había desaparecido al invocarla y en poco tiempo la espantosa figura aterrorizó a toda la red.

En realidad comenzó como una broma que a los autores se les fue de las manos. Unos jóvenes habían estado en la exposición de la artista japonesa Midori Hayashi, quién realiza figuras con cabezas de mujer, el cabello largo y cuerpo de un animal. Tomaron fotos y empezaron a difundir los “extraordinarios poderes” de la bestia…

Si quieres tejer la versión amigurumi, dale a la tecla “Ir al PATRÓN“, debajo de estas líneas. ¿Te atreves? Dale a la Tecla que hay debajo y lo encuentras gratuito.

Sigue leyendo

Annabelle La Autómata, el Juguete Terrorífico

El cine ha adaptado varias veces la historia de Annabelle, transformando su dulce rostro de payasita en el mucho más inquietante y a menudo terrorífico de una autómata, semejando la muñeca de un ventrílocuo capaz de cobrar vida propia.

Con este patrón completamos la visión de la misma muñeca, que ya os ofrecimos en su Versión Clásica.

Annabelle es la muñeca que encarna todos los terrores nocturnos, desde que alguien nos contó que los juguetes se despiertan por la noche. Los de Toy Story habían logrado convencernos de que son casi todos buenos, pero nadie puede olvidar que también están como contrapunto el Muñeco Diabólico, la Muñeca de la Cuneta, la que envejeció sola hasta tener el aspecto de una momia, o que existe toda una isla en México que de cada árbol pende una muñeca “muerta”… El diseñador de la Annabelle se basó mucho más en la niña del Exorcista que en la verdadera del museo de Connecticut. De ahí sus cicatrices, el movimiento de su cabeza y la cara de posesa.

De entre todos los terrores por objetos humanizados (los robots, los androides, los cíber) son los autómatas  los que más impresión nos causan, y Annabelle es la que destila mayor maldad. Y encima lo deja todo perdido. Odio las pelis en que todo queda desordenado y hecho un asco.

El diseño de Bárbara Benítez contaba con que un amigurumi es siempre tierno y dulcecito. Hecho de algodón mullido. No es lo mismo que la tensión y capacidad de una marioneta para transportarnos a lugares muy inquietantes de nuestro propio cerebro. Sin embargo creo que ha logrado plasmar la maldad de la Annabelle Autómata. ¿A vosotras qué os parece?

Los dos PATRONES se venden juntos para que podáis elegir la versión mala o sólo regular de la misma muñeca Annabelle, ésa cuya historia, de ser cierta, es propia de un guión de película antes que de la realidad. ¿Te atreves?

Esta publicación contiene publicidad afiliada. Esto significa que si haces clic en un enlace publicitario nos ayuda a mantener los patrones gratuitos y demás servicios del blog. A ti no te cuesta nada y a nosotros nos permite seguir trabajando. Gracias.