Los Vikingos Entrenan de Nuevo

Para mi generación, Asterix y su tropa eran la referencia más cercana de un vikingo. Pero ahora, en esta época gamberra y campanuda que atravesamos, están en la cúspide del momento. En las plataformas de tv triunfa la serie Vikingos con el estreno de una nueva temporada, los madridistas acaban de recuperar a su vikingo más laureado con el regreso de Zidane, y, sobre todo, para los críos ha salido una nueva edición de “Cómo entrenar a tu Dragón” y va la III. Recordaréis que en galamigurumis ya trajimos a Hipo el Vikingo y a su Dragón Desdentado

¿Quienes fueron los vikingos de verdad? La historia nos cuenta barbaridades – y así se los conoce como “los bárbaros”- de estos guerreros implacables y asilvestrados que aterrorizaron a media Europa bajando desde las tierras del norte. Sus incursiones en Inglaterra, Normandía, las Galias, y hasta en Córdoba o Sicilia, no dejaban títere con cabeza. Su dominio del mar y de las emboscadas, su manejo tanto de la agricultura y la ganadería como del trabajo de los metales, los hacía prosperar y someter sin remilgos a los pueblos a los que imponían su ley. Fueron los primeros europeos en llegar a América, por ejemplo. Pero eran inconstantes, no conocían la escritura ni podían dejar memoria de sus logros y unas tribus peleaban con otras por lo que acabaron diluyéndose en la noche de los tiempos, dejando un recuerdo de salvajismo que de forma imborrable va unido a su imagen. Por cierto que los cuernos en el casco es pura leyenda inventada por los monjes que relataron sus hazañas y que quisieron identificarlos como “demonios”. 

Así que en esta ocasión Bárbara Benitez ha diseñado unos vikingos feroces con los que completar la familia y la historia amigurumi . Los hemos llamado El Barbudo -aunque los dos tienen luengas barbas- y El Calvo, pese a que sus cejas casi le cubren la cabeza.

Son espectaculares. Si los queréis tejer, los encontráis juntos en oferta 2 x 1, pinchando en la pestaña Patrones VIP. Porque ¿para qué os sirven en realidad? Pues para pelear, que sin lucha no hay vida que se precie.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. ¡Madre mía!, que chulada de verdad. Me encantan. Debido a un trabajo que me salio en Octubre he tenido que dejar aparcado el ganchillo y llevo unos meses con mis trabajos parados. En cuanto se me termine el contrato espero ponerme manos a la obra y voy a tener muy en cuenta estos Vikingos. ¡Me encantan!