Annabelle, La Muñeca Maldita

Escrito por Gala Rebes. Posteado en Amigurumis, Premium PDF

Annabelle Amigurumi, ¿te atreves?

¿Por qué maldita?

Annabelle era una de las famosas Raggedy Ann fabricadas en Estados Unidos en 1915 y que se convirtió en un juguete muy apreciado por las niñas, tanto que tres años después formó parte de una colección de libros infantiles y hasta tuvo su serie de dibus de animación cuando el cine estaba en pañales.

Pero una de estas muñecas se convirtió en un fenómeno paranormal. Su propietaria, una enfermera de nombre Donna, la tenía desde la infancia y se la llevó consigo cuando se fue a vivir con una compañera. Se ve que a la muñeca no le gustaron los cambios y empezó a moverse sola por la casa, a dejar notas escritas y a aterrorizar a la amiga de su dueña y a todo el que pasaba por allí.

Entonces decidieron llamar al matrimonio Warren que tenía una gran experiencia en casos de poltergeist y otras manifestaciones dentro del campo de la parapsicología. Ambos investigadores afirmaron que en Annabelle habitaba un espíritu maligno y se la llevaron a buen recaudo a su museo de objetos malditos en Connecticut, que es donde se la puede encontrar todavía dentro de una urna de cristal.

La Annabelle Clásica en su caja (“Peligro, No Abrir”)

Nuestra Annabelle Amigurumi, potencialmente peligrosa

Al principio todo iba bien con ella, la dejé libre por la casa como a cualquier otro gumi, pero luego empezaron a aparecer las pinzas de la ropa en el frigorífico, mensajes extraños en el móvil, y un horrible zumbar de la máquina limpia calzadas a las cuatro de la madrugada. Y como no es posible que el Lipasam sea tan chusco, decidí encerrarla en una caja, como los Warren, que saben más que yo…

Le puse el cartel preceptivo, no vayas a creer…

Pero los fenómenos continuaban. Annabelle Amigurumi me seguía por toda la casa. Si me sentaba en el ordenador, ahí estaba ella. Si iba a la cocina, ella dentro del microondas. ¿En el baño?, también. Y , encima, si se moja no le pasa nada, sigue sonriendo con su cara de payasita. Total, como me estaba dando yuyu, me tuve que hacer con un arcón de acero blindado.

Así está mucho más guapa, recogidita. Pero si tu quieres tener una Annabelle, Clásica Muñeca Maldita, no dudes en tejerla con nuestro PATRÓN. Porque ¿sabes qué?: ¡te hará eterna compañía!

Etiquetas:, , , , , ,

Comentarios (3)

  • Rose

    |

    Copete!! Muchacha, me encanta pero…. Me has puesto los pelos de punta. Igual si la regalo u que? Jajaja.
    Ahh!! Me encanta, pq aparte de artistaza eres mas que una biblioteca mundial.

    Responder

    • Gala Rebes

      |

      juajauajua, calla, que mañana o pasado publico una Annabelle en la biblioteca, que ésa sí que da yuyu.

      Responder

  • BB

    |

    jaaaaaaaaajajajajaj!! me mondo con la persecución!!

    Responder

Deja un comentario