EL León Cobarde de OZ

Escrito por Gala Rebes. Posteado en Amigurumis, Premium PDF

El pequeño Totó corrió ladrando hacia el león, y la enorme bestia había abierto ya sus fauces para matar al can cuando la niña, temerosa por la vida de su perro, y sin prestar atención al peligro, avanzó corriendo y golpeó con fuerza la nariz de la fiera al tiempo que exclamaba:

-¡No te atrevas a morder a Totó! ¡Deberías avergonzarte! ¡Tan grande y queriendo abusar de un perro tan chiquito!

-No lo mordí -protestó el León, mientras se acariciaba la nariz dolorida.

-No, pero lo intentaste -repuso ella-. No eres otra cosa que un cobarde.

-Ya lo sé -contestó el León, muy avergonzado-. Siempre lo he sabido. ¿Pero cómo puedo evitarlo?

  

Eso tiene a su favor, no todos somos capaces de reconocer con cuanta cobardía nos comportamos. Ni buscamos con denuedo cómo superarla. Por éso este personaje es toda una inspiración.

Por cierto, ya está listo el primer patrón de Oz: el León Cobarde. Ya me queda menos para ponerlos todos a vuestra disposición. 

-Nos amenaza un feroz enemigo que hace poco ha llegado a esta selva -suplicó el tigre-. Es un monstruo tremendo, semejante a una gran araña, con el cuerpo tan grande como el de un elefante y patas tan largas como el tronco de un árbol.  

El León meditó un momento. -¿Hay otros leones en la selva? -preguntó.

-No; había algunos, pero el monstruo se los comió. 

-¿Dónde está ahora esa gran araña? -inquirió el León.

-Allá, entre aquellos robles -dijo el tigre, señalando con una de sus patas.

La gran araña estaba dormida cuando la halló el León, y era tan fea que el felino arrugó la nariz con profundo desagrado. Sus patas eran tan largas como había dicho el tigre, y su cuerpo estaba cubierto de un espeso vello áspero y negro. Poseía unas fauces tremendas, con una doble hilera de dientes afiladísimos; pero su gran cabeza estaba unida al cuerpo por medio de un cuello tan delgado como la cintura de una avispa, lo cual dio al León una idea de cuál sería el mejor método de ataque. Aprovechando que el monstruo dormía y de un solo zarpazo feroz, separó la cabeza del cuerpo y se quedó mirando mientras las largas patas se agitaron un poco hasta quedar inmóviles, lo cual le indicó que el monstruo había muerto. Regresó entonces al claro donde lo esperaban las fieras y anunció con gran orgullo: -Ya no tienen que temer más al enemigo.

Todas las bestias se inclinaron ante él, proclamándolo su Rey, y el León prometió regresar a gobernarlos una vez que Dorothy hubiera partido de regreso a Kansas.

     

Ojalá tengamos todos la oportunidad de enfrentarnos a nuestros monstruos y salir victoriosos.

Bueno, moralejas aparte, lo que más me ha gustado de hacer el León Cobarde, ha sido que no encontré otro en toda la red que tuviera esa mezcla entre el animal y la humanización necesaria para emprender el Camino de Baldosas Amarillas. O eran solo leones, o eran una especie de hombres con máscara leonina. Estoy muy orgullosa del resultado. ¿Qué opináis?.. ¡Qué valor tengo, jauajajua!

Etiquetas:, , , , , ,

Comentarios (4)

  • Haydee

    |

    Fabuloso , me encanta!!!!

    Responder

  • María Luisa

    |

    Muchas gracias

    Responder

  • anigurumis

    |

    Hola Gala wapisima…estas historias que acompañan tus amigurumis…mejor dicho, tus fabulosos amigurumis que acompañan a las historias me tienen enganchada!!!…bueno…todo me tiene encandilada ja ja
    Un beso grandote!

    Responder

    • Gala Rebes

      |

      Gracias, sabes que es mutuo, porque tu blog tiene unos textos maravillosos que acompañan siempre a unos extraordinarios gumis, ¡Somos almas gemelas!

      Responder

Deja un comentario

© 2013 Galamigurumis. Todos los derechos reservados.
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial